Cuba-Estados Unidos, todo cambia, poco cambia

Un viejo chiste decía que en Cuba no había golpes de estado porque era el único país de la región donde no había embajada de Estados Unidos. El viernes 14, después de 54 años, la bandera de las barras, las estrellas y las invasiones e injerencias, comenzó a flamear otra vez en La Habana, frente a la Explanada Antiimperialista, donde solía juntarse el pueblo habanero en sus protestas contra la agresiones gringas.