El fracking, la especulación financiera, el uranio, Irán y el Mossad… Ah, y Venezuela

Para acelerar la caída del gobierno bolivariano, al desabastecimiento alimentario y otros operativos golpistas en curso, EEUU le agrega ahora bloqueos bancarios, la obstrucción de créditos y de operaciones financieras, con la mirada fija en CITGO, la empresa de la estatal venezolana PDVSA en EEUU.

Joshua Eames, vocero de la Casa Blanca, fue gráfico: “Ahora contamos con los instrumentos para bloquear sus activos y su utilización de los sistemas financieros de EEUU”.

Citgo cuenta con unas 6.000 estaciones de servicio abanderadas con su marca (y abastece a 10 mil más), tres refinerías y unas 48 terminales de almacenamiento y distribución

Si el cambio hacia Cuba fue para evitar el aislamiento de EEUU en la Cumbre de las Américas en abril por el brutal bloqueo a la isla, ¿por qué esta agresión contra Caracas y toda la región?, se pregunta el analista mexicano John Saxe-Fernández.

Saxe pregunta si EEUU acelera la implosión económica del gobierno legítimo de Maduro ¿para explotar el crudo al antojo de sus corporaciones y lanzar al piso de apuestas de Wall Street la gran reserva petrolera, codiciado activo de Venezuela? ¿No que gracias a la fractura hidráulica EEUU sería una nueva Arabia Saudita? ¿Tiene fundamento geológico y financiero, la versión de mediano y largo plazos sobre la abundancia de gas y petróleo shale del Buró de Información (EIA) del Departamento de Energía?, interroga.ven citgo

Lo cierto es que un estudio sobre las siete principales cuencas shale estadounidenses  realizado e pola ñlo pasado por el geocientífico J. David Hughes (Drilling-Deeper Post Carbon Institute) afirma que los escenarios financieros y geopolíticos de la EIA, basados en altas y durables tasas de extracción de gas y petróleo de lutitas, carecen de solidez. Añade que la publicitada abundancia hacia 2040 se basa en premisas falsas por las abruptas tasas de declive registradas desde el primer año de producción y el muy costoso torbellino de perforaciones que le sigue sólo para mantener los mismos niveles de producción anual.

Pero a pesar de estos límites geológicos y financieros la Reserva Federal estadounidense -una especie de banco central privado- avaló una enorme inversión de capital destinado a operaciones crecientemente marginales. El mercado shale se inundó de bonos chatarra y astronómicas apuestas en derivados: la burbuja shale se infla con deuda tóxica. Ante la agresión contra Caracas, Saxe pregunta si por el desplome de los petroprecios, el fin del QE y aumentos en las tasas de interés (prevista para junio) iríamos rápido a un estallido de la burbuja petrolera de unos cuatro billones de dólares, que arrastraría los principales bancos de Wall Street y de la City.

Lo cierto es que el crudo que ya venía a la baja por la desaceleración económica mundial, cayó en picada por la decisión de la OPEP de no recortar la producción,  impulsada por Arabia Saudita, y que afecta directamente a Rusia, Venezuela, Libia e Irán. ¿Causales casualidades? El diario inglés The Guardian reveló en septiembre encuentros entre el secretario de Estado estadounidense John Kerry y el fallecido rey saudita Abdalá.

Para Ali bin Ibrahim Al Naimi, ministro del Petróleo de Arabia Saudita, el rechazo al recorte fue para “deprimir los precios y minar las ganancias de los productores (shale) de EEUU” hacia la ruina, ya que a menos de 60-70 dólares el shale no es negocio por la enorme inversión en bienes de capital, energía, agua y territorio exigida.

Hay más, ya que según el New York Times, los cinco principales bancos de EEUU especulan y asumen graves riesgos sistémicos. Registraron inversiones en derivados por 280 billones (trillions en inglés, millones de millones) de dólares; JP Morgan con un total de 2.5 billones en activos tiene apuestas en derivados por 67 billones; Citibank con 1.9 billones, apuesta en derivados 60; Goldman Sachs, con poco menos de un billón, apuesta 54 billones; Bank of America con 2.1 apuesta 54  y Morgan Stanley, con menos de un billón apuesta 44 billones.

Saxe se pregunta si frente a una ecuación energético-financiera y geopolítica tan volátil, sin base geológica ¿tienen la economía y la política de la Europa/OTAN sed para otra guerra que la devastaría con el mundo? Añade que la militarización policial en EEUU y Canadá, la represión preventiva en México (Iniciativa Mérida-Ayotzinapa) ante la alta explosividad social acumulada y las prisas de EEUU por la restauración oligárquica en Venezuela, Brasil, Argentina, Ecuador y Bolivia, para revertir los avances populares, parecen rutas suicidas que ahondan la crisis hegemónica de EEUU.

Netanyahu, Irán, uranio… y el Mossaduranio

Según la locutora y periodista Marianella Salazar, ferviente opositora al chavismo, las razones de la medida tomada por Barack Obama están fundamentadas en pruebas presentadas a un grupo de legisladores republicanos por el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, después de finalizar su discurso en el Congreso norteamericano, el pasado 3 de marzo, donde criticó el acuerdo nuclear emergente entre Estados Unidos e Irán y aseguró que esas negociaciones son una garantía de que Teherán obtendrá armas nucleares y pondrá en peligro al mundo.

Según “fuentes de inteligencia”, Netanyahu, en un esfuerzo para que los republicanos bloqueen el acuerdo, llevó mapas con coordenadas de los lugares en Venezuela donde supuestamente los iraníes sacan el uranio para su programa nuclear. Cuando Netanyahu se marchó de Estados Unidos, varios legisladores se reunieron con Obama para llevarle esas pruebas, y sus asesores de inteligencia le señalaron la necesidad de frenar el suministro de uranio. “La agencia de inteligencia israelí, el Mossad, viene trabajando durante muchos años en Venezuela – señala Marianella Salazar- y tiene todas las pruebas de los envíos de uranio”.

 

Deja un comentario