La tentación argentina por el método Facebook-Cambridge Analytica

La compañía británica Cambridge Analytica, que trabajó en favor de la candidatura de Donald Trump y ha sido cuestionada por cientos de campañas sucias, también habría buscado influir en los comicios en Argentina, donde su gobierno acaba de poner en funcionamiento la Unidad de Opinión Pública para “monitorear” la gestión gubernamental y “recabar información” de los ciudadanos.

La tentación del macrismo de usar los mismos métodos de Trump son muy grandes, sobre todo cuando un informe de Amnistía Internacional sacó a la luz los ciberataques contra todo aquel que critique o tenga un discurso distinto a las políticas de Cambiemos, el partido del presidente Mauricio Macri: “El ataque a posiciones críticas amenaza la libre circulación de información, ideas y opiniones y viola la libertad de expresión”.Resultado de imagen para FAcebook y cAmbridge AnAlyticA

El informe indica que personas defensoras de los derechos humanos y periodistas sufren “acoso serial” desde cuentas en las redes sociales vinculadas con el Gobierno. El objetivo, “no solo (consiste en) descalificar a los objetos directos de la agresión”, sino que también sirve “como un dispositivo de disciplinamiento del resto de la sociedad, que es disuadida de poner en circulación opiniones e ideas que provocan el acto reflejo del hostigamiento en las redes”.

En los ataques en las redes se usan varios métodos, como el uso de los troles (cuentas cuyo registro violento bloquea el debate y desvía la conversación), bots (programas robots, cuentas parcial o totalmente automatizadas en sus interacciones) y la difusión de información falsa (fake news). Tras la creación de la Unidad de Opinión Pública, no sería descartable que se intente poner en marcha un plan similar al de Cambridge Analytica.

Resultado de imagen para FAcebook y cAmbridge AnAlyticAEn la emisión de un programa especial de Chanel 4, del Reino Unido, se mencionó a Argentina como uno de los lugares donde se realizaron esas operaciones. Durante el informe televisivo se señaló que “en las reuniones, los ejecutivos se jactaron de que Cambridge Analytica y su empresa matriz Strategic Communications Laboratories (SCL) habían trabajado en más de 200 elecciones en todo el mundo, incluidas las de Nigeria, Kenia, República Checa, India y Argentina”.

La investigación es irresistible para la prensa: una pequeña empresa de origen británico con una herramienta demográfica capaz de segmentar los mensajes a los electores individualmente pudo ser instrumental, no sólo en la victoria de Donald Trump en EE.UU., sino previamente en la campaña del Brexit en el Reino Unido.

Su tecnología le permitió crear un perfil psicológico personalizado de los votantes para ajustar los mensajes de la campaña exactamente a sus intereses y gustos particulares, proporcionando así el margen clave para estas sensacionales victorias.

Los servicios de la empresa sirvieron para identificar partidarios, persuadir a votantes indecisos y fomentar la participación electoral. Además permitieron que el candidato obtuviese más dinero en pequeñas donaciones que ningún otro político republicano en la historia.

Este perfil, basado en el modelo de los cinco grandes de clasificación psicológica de Resultado de imagen para FAcebook y cAmbridge AnAlyticApersonalidades o modelo Ocean (1), permitiría al candidato ajustar los mensajes electorales a los intereses y gustos de cada individuo. Entre los objetivos: convencer a los indecisos y desanimar a votantes potenciales del adversario de ir a las urnas.

Según Alexander Nix, hasta ahora accionista y principal ejecutivo de CA y SCL, casi todos los mensajes emitidos por Trump se basaban en datos y estaban dirigidos a bloques específicos de electores: su aparente dispersión no era sino un cuidadoso reparto personalizado para persuadir.

Los perfiles

El académico Aleksandr Kogan y su empresa Global Science Research crearon una aplicación llamada thisisyourdigitallife en 2014. Sus usuarios fueron pagados para que realizaran una prueba psicológica en forma de un cuestionario. La aplicación recopiló sus datos y también reunió información sobre sus amigos en Facebook.

Debido a que 270.000 personas participaron en el cuestionario, los datos de unos 50 millones de usuarios, principalmente en EE.UU., fueron supuestamente “cosechados” sin su consentimiento explícito a través de sus redes de amigos. Luego, Kogan compartió los datos con Cambridge Analytica, lo que le permitió desarrollar un software para ayudar a influir en las elecciones, de acuerdo con Christopher Wylie, exempleado de la empresa.

Resultado de imagen para FAcebook y cAmbridge AnAlyticAAlexander Nix , accionista y CEO de ambas firmas, de 42 años, se crió en el barrio londinense de Notting Hill y estudio Historia del Arte en la Universidad de Manchester. Su carrera en los negocios arrancó en México, como analista financiero de Baring Securities. En 2003 comenzó a trabajar en SCL, casa matriz de CA y vivió en la Argentina en 1998, donde participó en la fundación de una empresa de administración de servicios al cliente, según reveló el diario Clarín.

SCL tiene una filial en la Argentina, en Arenales 951 del barrio porteño de Retiro, aunque no está inscripta en ningún registro. Allí está basada Blacksoil, una conocida firma de productos agrícolas que dirige Lucas Talamoni Grether, amigo de Nix a través del polo. Ambos fundaron el equipo Libertines, en la copa Eduardo Moore de la Royal County of Berkshire Polo Club, cerca de Windsor, Gran Bretaña.

Gracias a este deporte conoció al polista Juan Pepa, con quien fundó Rubirosa Ltd., una empresa con sede en Londres. Nix apadrina la Fundación Pro Alvear, una iniciativa de la familia Pepa para el desarrollo educativo, económico y social de Intendente Alvear y otras localidades de La Pampa. Mauricio Macri la ha visitado cuando todavía era jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.Resultado de imagen para robert nix y el polo

El analista Eduardo Febbro, en El liberalismo coloniza en la red, señala que no cabe ni la más remota duda de que en la Argentina, Facebook ha servido y sirve con los mismos fines al liberalismo gobernante.

“El primer acto de resistencia moral y política de un progresista digno del siglo XXI consistiría en cerrar inmediatamente su cuenta en Facebook. Esto, sin embargo, parece ser más arduo que obligar a los directivos de la red social a ser más responsables. Estamos ante una alianza liberal ultra conservadora pactada entre sectores políticos y compañías tecnológicas. Es una guerra ideológica sin bombas y debemos dejar de ser los corderos inocentes que contribuyen a las victorias de sus verdugos”, añade.

Controlar la opinión pública

En medio de las denuncias sobre el comportamiento de los trolls y las campañas de fake news (información falsa) en las redes sociales contra las posiciones críticas al gobierno y el escándalo por las filtraciones de datos personales de Facebook, que involucraría también a la Argentina, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, sumó a su órbita nuevos recursos para medir y controlar la opinión pública.

El funcionario creó la Unidad de Opinión Pública para “monitorear” la gestión del Gobierno y “recabar información” de los ciudadanos. El organismo, que será disuelto después de las elecciones presidenciales del año que viene, tiene como objetivo “elaborar un plan de seguimiento de la opinión pública que permita monitorear la gestión del Gobierno y conocer las demandas de la población como insumo para el diseño y la implementación de las políticas públicas”.

De la propaganda militar a la influencia electoral

Cambridge Analytica es la presencia estadounidense del grupo británico SCL (Strategic Communications Laboratory) dedicado a la llamada propaganda militar que se presenta como “una agencia global de gestión electoral”. Aparece con ese nombre en 2005 anunciando sus servicios de operaciones de influencia, guerra psicológica y diplomacia pública que incluyen la gestión de crisis como epidemias o golpes de estado, a través de sus centros de control para vigilar e incluso influir en los medios.

Según el eldiario.es la empresa había operado desde su fundación en 1993 bajo el nombre Behavioural Dynamics Institute (BDI), y también Harrington Oakes, para clientes civiles y funcionaba en paralelo con un laboratorio de nombre equivalente fundado por Nigel Oakes basado en el conocimiento desarrollado por el reputado especialista en comunicación Phil Taylor (Universidad de Leeds) asiduo conferencista en instancias militares vinculadas a la OTAN y ejércitos aliados de Gran Bretaña.

Los primeros pasos de Behavioural Dynamics como empresa se encaminaron a la gestión de influencia en situaciones de crisis y como tal empezó a participar en elecciones y conflictos en varios países: trabajó para el primer presidente de Indonesia después de Sukarno en el año 2000, aunque un escándalo en la prensa obligó a desmontar su avanzado centro de control informático en Jakarta.

Bajo el nombre BDI o ya como SCL, ha trabajado también en Afganistán, Italia, Letonia, Lituania, Ucrania, Albania, Rumanía, Sudáfrica, Nigeria, Kenia, Islas Mauricio, India, Tailandia, Taiwan, Colombia, Antigua, San Vicente y Granadina, St. Kitts & Nevis, Singapur, y Trinidad y Tobago, así como para algunos ejércitos de países miembro de la OTAN.

La estructura accionaria del grupo, según el portal español, es compleja, con varios accionistas que son compañías instrumentales radicadas en paraísos fiscales . Nigel Oakes sigue siendo el principal accionista individual, como lo es Alexander Ashburne Nix, el actual consejero delegado de Cambridge Analytica, y su padre Paul David Ashburner.

Resultado de imagen para The Athena GroupA través de estos accionistas se llega a The Athena Group, una misteriosa consultora en la que trabajaba bajo el nombre de Alexander Ashburne cuando en 2009 fue denunciado junto a otro actual directivo de SCL por el primer ministro de la isla caribeña de San Vicente y Granadina por su relación con la campaña del no en un referéndum de reforma constitucional celebrado allí ese año.

Antes de eso, Nix fue gestor financiero y ejecutivo en empresas y bancos en México, Argentina y Gran Bretaña. En abril de 2016, Wired incluyó a Alexander Nix en su lista de “25 genios que están creando el futuro de los negocios” por el trabajo de Cambridge Analytica en el campo de la publicidad.

Siemens, Indra, Macri

La trasnacional española Indra –cuya eventual vinculación con Cambridge Analytica investiga un panel internacional de periodistas- tuvo a su cargo los escrutinios provisionales de las elecciones en los años 1997, 1999, 2001, 2003, 2005, 2007, 2009, 2011, 2013 y 2015. (La Justicia Electoral realiza el escrutinio definitivo). En 2017 se adjudicó la realización del escrutinio provisional tanto en las primarias, que se realizaron el 13 de agosto, como en las generales del 22 de octubre con una oferta de 25 millones de dólares.

En las elecciones internas de 2017 molestó a la oposición el retraso en la publicación de los datos y acusó a Indra, la empresa encargada del escrutinio, de manipulación. Lo cierto es que el gobierno salió a celebrar a las nueve de la noche, cuando la diferencia era mínima y faltaban cargar muchas mesas. ¿Retrasaron el escrutinio para que Macri se vaya a dormir ganador?, preguntó el diario Perfil. En las dos horas posteriores a que Macri escenificara su rutilante triunfo, la brecha entre los candidatos se redujo de casi 7% a casi cero.Resultado de imagen para Siemens, Indra, Macri

Con vasta experiencia en escrutinios a nivel mundial, trabajó en más de 300 comicios en países como el Reino Unido, Francia, Noruega, Eslovenia, Portugal, Italia, Estados Unidos, Angola y Venezuela. En 2009 fue cuestionada por irregularidades en el recuento de votos en la provincia de Córdoba.

También en Venezuela fue motivo de denuncias en 1998, cuando se dio vía libre a la automatización de los procesos electorales y demoró varias horas en anunciar la victoria de Hugo Chávez. En Venezuela no estuvieron más después del año 2000.

En 2009, el bloque de diputados del Frente para la Victoria había expresado su “preocupación por la opacidad” de la información oficial sobre el sistema que aplicará la empresa en el conteo y denunció irregularidades en la contratación del servicio, tras denunciar que el CEO de la compañía es Jorge Irigoin, un “hombre histórico del Grupo Socma, que pertenece a la familia del presidente Mauricio Macri

Resultado de imagen para indra elecciones argentinaEl 19 de febrero de 1998, el entonces presidente Carlos Menem le adjudicó por decreto a Siemens IT Services SA (Sitsa) la confección del documento nacional de identidad (DNI) y pasaportes por el lapso de 6 años, por la suma de 600 millones de dólares que luego se amplió a 1.200 millones. El contrato estuvo sospechado desde el comienzo de la operación, lo que derivó en una causa llevada adelante por el juez Lijo, quien denunció contratos ficticios con un conjunto de sociedades por servicios que jamás le fueron brindados.

El juez Lijo acreditó que “existió un acuerdo económico al que arribaron integrantes de Siemens con integrantes del grupo económico Socma (de Franco Macri, padre del hoy presidente) a cambio de que la principal competidora, UTE Itron, SHL Systemhouse Inc., TRW Systems Overseas Inc. y Malam Systems Ltd., permitiera la contratación de Siemens It Services SA, sin efectuar impugnación alguna“.

Un par de meses después de que Itrón “perdiera” la licitación, Siemens se asoció con el grupo Macri adquiriendo el 60% de Itrón. El otro 40% estaba en manos de la familia del presidente. El vicepresidente ejecutivo del sector público de Siemens Itrón era Ricardo Viaggio.

Ya en 1999 el gobierno de Menem intentó implementar sin éxito el voto electrónico. Las dos empresas interesadas fueron Indra y Siemens Itrón. Indra, de origen español, es la empresa que trabajaba contratada por Correo Argentino (en ese entonces propiedad de los Macri) para realizar el recuento de votos en las elecciones en Argentina.

En 2003 Siemens compra el 40% de participación de Franco Macri en Itrón, y unos meses después Viaggio, histórico empleado de Socma, vuelve a Argentina, ahora como Director General de Indra.

Resultado de imagen para Siemens, Indra, MacriEn julio de 2016 y ya como presidente argentino, Macri visitó en Alemania la empresa Siemens. El 29 de diciembre de ese mismo año se conoció la noticia de que la causa Siemens finalmente iba a juicio oral, 20 años después de que la empresa alemana reconociera el pago de coimas, pero ni Menem, ni los Macri, ni Orlando Salvestrini (otro histórico de Socma) serían involucrados.

Desde que Macri asumió el gobierno, ejecutivos de Indra tomaron cargos claves en el sector que maneja las decisiones electorales, como es el caso del licenciado Manuel Terradez, ex gerente de Indra, que en diciembre de 2016 quedó al frente de la Subsecretaría de Reforma Política de la Provincia de Buenos Aires.

A los ataques en las redes contra opositores, el uso de troles, bots y la difusión de información falsa, se suma la Unidad de Opinión Pública, recién creada por el gobierno. No sería descartable que se intente poner en marcha un plan similar al de Cambridge Analytica de cara a las difíciles elecciones presidenciales del año próximo, cuando la credibilidad y popularidad del macrismo va en picada.

Notas

1.-El de los cinco grandes es un modelo de personalidad que analiza a ésta como la composición de cinco factores amplios: O (Openness o apertura a nuevas experiencias), C (Conscientiousness o responsabilidad), E (Extraversión), A (Agreeableness o amabilidad) y factor N (Neuroticism o inestabilidad emocional). Los cinco forman el acrónimo nemotécnico “Ocean”

*Periodista y comunicólogo uruguayo. Mágister en Integración. Fundador de Telesur. Preside la Fundación para la Integración Latinoamericana (FILA).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.