Sólo un triunfo de Maduro garantizará la continuidad del proceso integrador

Para los gobiernos y movimientos progresistas latinoamericanos y caribeños es crucial el triunfo de Nicolás Maduro en las elecciones presidenciales del 14 de abril próximo, que marcará el inicio de la transición al chavismo sin Chávez, para impedir el reposicionamiento de la derecha en la región. Por ello no extraña que organizaciones y personalidades se hayan manifestado en este sentido.

Un país huérfano

Dolor. Inmenso dolor de todo un pueblo desolado en las calles. ¿Quién, chavista o escuálido (antichavista) puede imaginarse a Venezuela sin Chávez, a Latinoamérica sin él? Pero, como decía Alí Primera, el cantautor revolucionario venezolano, los que mueren por la vida no pueden llamarse muertos.
Hugo Chávez, la locomotora que impulsó la construcción diaria de la Patria Grande, la de los pueblos, deja una nación huérfana. Perdón, deja una patria huérfana. La era está pariendo un corazón, no puede más, se muere de dolor…”, diría Silvio Rodríguez.

Cúrate Chávez que los pobres sin ti no somos nada

Si bien el pueblo venezolano sigue esperanzado, confiando en el retorno del presidente Hugo Chávez, algo cambió el viernes 8, desde el anuncio de una nueva devaluación, no solamente porque nuevamente los perdedores serán los trabajadores, sino porque se percibe un deterioro en el nivel de confianza pueblo-gobierno.
Si bien se trató de justificar la medida –incluso con argumentos neoliberales-, sectores que apoyan al gobierno acusaron al vicepresidente Nicolás Maduro –quien se abstuvo de participar del anuncio-de haberse alejado de los postulados socialistas de Hugo Chávez y la oposición – en medio de su propia anemia tras ganar sólo 3 de las 23 gobernaciones en juego en diciembre- buscó endosarle el costo de la medida, para sabotear sus posibilidades ante una eventual elección anticipada.

La nueva Venezuela necesita de una nueva comunicación

Venezuela asiste a la consolidación de una nueva identidad política, el chavismo, que trata definir desde sus consensos internos hasta sus diferencias con los adversarios, y a construir un nuevo relato de país, la nueva narrativa de identificación popular –superando definitivamente el del puntofijismo- y señas identificatorias propias. Las nuevas realidades imponen nuevas estrategias y tácticas y también políticas que mantengan unido el cuerpo social, habida cuenta del fracaso sistemático de la (falta de) política comunicacional. Hay que repensar, desde el chavismo, la forma de información y de comunicación.

Venezuela: Una lección de lealtad y solidaridad

Era el día marcado para que Hugo Chávez asumiera un nuevo mandato. Pero en lugar de él, miles y miles de venezolanos y venezolanas, con bandas presidenciales cruzando su pecho, se juramentaban ante el soberano, porque “Chávez, chico, somos todos”. Junto al pueblo, estaban representantes de más de una veintena de países latinoamericanos, en un abrazo solidario.

Chávez sentó las bases del socialismo: ahora hay que edificarlo

Tras los resultados de las elecciones regionales de este 16 de diciembre en los cuales el Partido Socialista Unido de Venezuela consiguió 20 gobernaciones, mientras que la oposición obtuvo sólo tres, el escenario político parece centrarse la evolución del estado de salud de Hugo Chávez y la factibilidad de su asunción para un nuevo período presidencial, el 10 de enero próximo.

Clarintina

En la puja por la democratización de la comunicación argentina, a la que se subió la corporación judicial abiertamente en favor de os grandes grupos económico.-mediáticos, el oligopólico Grupo Clarín consiguió una extensión de la medida cautelar gracias a la cual seguirá eximido de adecuarse a las disposiciones y límites de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual sancionada hace tres años

Sin Chávez en campaña, cada quien atiende su juego

Las elecciones presidenciales del pasado 7 de octubre marcan inevitablemente el rumbo de los comicios regionales que se llevarán a cabo el 16 de diciembre. No se pueden trasladar los resultados de las elecciones presidenciales a un escenario totalmente diferente, pero el triunfo del proceso bolivariano marca de manera positiva la campaña electoral de las candidatas y candidatos chavistas.

Venezuela: es hora de repensar la Revolución

Sin duda, Hugo Chávez marca la agenda política venezolana. Cada vez que habla de crítica y autocrítica, el tema se pone de moda y muchos aprovechan para hacer su catarsis, sacudirse las angustias, las frustraciones, para seguir en el mismo lugar donde habíamos comenzado, tras ese giro de 360 grados. Y pocos comprenden que de lo que habla el reelecto presidente venezolano es de la imperiosa necesidad de repensar el rumbo de la Revolución Bolivariana.