TLC entre la UE y Mercosur:¿Por qué sólo los negociadores lo quieren firmar?

Un acuerdo de libre comercio (TLC) en las condiciones que ha venido planteando la UE para otros países (como Colombia y Perú) es totalmente  contradictorio con los propósitos de desarrollo económico independiente que han proclamado en forma reiterada los gobiernos mercosureños, que rechazaron en 2005  la propuesta de un acuerdo similar, el  ALCA con EEUU.

 

Aun sin denominar su acuerdo como de “libre comercio”, sino como de “cooperación económica”, como ha hecho la UE en otros casos, lo que se plantea un acuerdo similar, y hasta tal vez más negativo, que muchos TLCs, que encuentra duras resistencias en Argentina y Venezuela, e importantes oposiciones en Brasil.

 

Algunos de los impactos pronosticados de un TLC son un significativo aumento del desempleo, debido a la liberalización del comercio de productos industriales y agrícolas; la caída de los niveles salariales asociada con el aumento del desempleo; además de una sensible caída de los ingresos fiscales, con los impactos vinculados a través de la reducción de gastos de salud, educación y programas de apoyo social.

 

Pero lo más grave es el sigilo con que se maneja la cosa pública. Por las consecuencias que puede acarrear para todos los pueblos no puede quedar sólo en  manos de un grupo de “especialistas” y la presión de grupos de interés o medios de comunicación, sectarizados  o interesados. Es necesario hacer una consulta a nuestros pueblos, tras poner en debate todas las condicionalidades, eliminando los niveles de confidencialidad que exigen los europeos, en nombre de la transparencia.

 

Se había convenido entre las partes que las ofertas se iban a intercambiar en el tercer trimestre de 2013, pero hasta el momento no se ha hecho. Incluso, la presión realizada por el negociador brasileño de Simoes  (“La UE no es un menú a la carta”), fue duramente enfrentada en la última reunión de cancilleres en Caracas.

El acuerdo de los negociadores con la UE fue anterior al ingreso al Mercosur de Venezuela, que no participó en los términos de  la negociación

 

Pero entregar las ofertas no significa que la negociación esté cerca y menos si la UE no termina con la práctica deshonesta de los subsidios agrícolas. Para recordar, que en enero de 2014 caen las preferencias del SGP, que preocupan a productores de mandarina y arándanos uruguayos.

La Unión Europea reformuló su Sistema de Preferencias Generalizadas (SPG) y excluyó a 87 países, entre ellos Argentina, Brasil y Uruguay. La decisión de eliminar los beneficios comerciales para un conjunto de economías. Un documento de la Cancillería, señala que “la proporción de las importaciones de la Argentina que ingresan a la UE por el sistema de preferencias se ubica por debajo del 20 por ciento del total”, por lo cual el impacto de esta decisión  europea será reducido.

 

Hace dos años,, Estados Unidos eliminó a Argentina del listado de beneficiarios de su esquema de preferencias, lo que  implicó que empresas exportadoras, principalmente de commodities, dejaron de recibir un beneficio que en 2011 había ascendido a sólo 18 millones de dólares.

 

En el Mercosur, el recientemente reincorporado Paraguay es el único país que conservará los beneficios, para satisfacción de las trasnacionales exportadoras de soja.

 

Brasil no quiere dejar lugar a dudas de su lealtad hacia la alianza sudamericana Mercosur. Incluso a pesar de 15 años de negociaciones infructuosas entre la Unión Europea y el Mercado Común del Sur, Brasil parece negado por ahora a alcanzar un acuerdo de libre comercio bilateral con la UE y prefiere enfocarse en apoyar las negociaciones bloque a bloque, sin olvidar que los europeos van a presionar por negociaciones país por país apenas fracasen o se dilaten las interbloques  (ya lo hicieron con la Comuidad Andina).

 

Según cifras de la oficina europea de estadísticas Eurostat, la Unión Europea exportó en 2012 productos por un valor de 50,3 mil millones de euros a Mercosur. Los envíos desde el bloque sudamericano hacia la UE sumaron un total de 49.200 millones de euros.

 

La principal razón por la que las negociaciones siempre terminan quedando en punto muerto son los subsidios agrícolas europeos, los que dificultan el ingreso de los productos sudamericanos al mercado de la UE. Por ello, Brasil ya en el año 2005 presentó una demanda por prácticas desleales ante la Organización Mundial del Comercio (OMC).

 

Los analistas europeos insisten en que Mercosur ya no goza de la misma prioridad de hace cinco años. ¿Estrategia distraccionista? Según el Ministerio de Economía de Alemania, la principal preocupación en este momento es el Tratado de Libre Comercio entre la UE y Estados Unidos.

 

Pero lo cierto es que el tándem UE-EEUU, en su último documento del Consejo Atlántico (“El vínculo trilateral, Una nueva era para América Latina, Estados Unidos y Europa”), vuelve a la carga en la búsqueda de “traer al redil atlántico” a una América Latina que cada día es más potencia política y económica, recuerda el español Alfredo Serrano.

 

La UE sigue interesada en firmar el acuerdo, a pesar de que hay sectores en su interior –sobre todo los que se benefician de la política agrícola común- que se oponen, y muchos dudan hoy de su capacidad económica para adelantar el acuerdo.mercosur1

 

También del lado del Mercosur  hay gente a favor y gente en contra. Por un lado los productores y exportadores primarios y también algunos industriales brasileños, y en contra están los proteccionistas de Argentina, Brasil y de Venezuela. Así que no es verdad que la UE quiera firmar un acuerdo y no es verdad que Mercosur quiera firmar un acuerdo. Son los negociadores de ambos bloques los que quieren firmarlo. Y aún en el hipotético caso que se firmase, para su ratificación habrá bloqueos, vaticinan los analistas europeos.

 

El análisis uruguayo

 

El análisis del impacto de la eliminación de los beneficios del SGP de la UE Las exportaciones de Uruguay al amparo del Sistema Generalizado de Preferencias (SGP) de la Unión Europea (UE) –realizado en mayo de 2013 por el ministerio de Finanzas- alcanzan el 4% del valor exportado al mundo.(1)

 

Las exportaciones  uruguayas que se hacen a la UE con cobertura potencial del SGP ( 200  millones deanuales ) , si bien tienen  un espectro  muy amplio,

de dólares) se concentran en unos pocos productos (filetes y carne de merluza, mandarinas, cueros, madera contrachapada,  carne equina y  arándanos).

 

Aun siendo que se lo utiliza como elemento de presión  para apurar la firma del acuerdo Mercosur -Unión Europa, la eliminación de las preferencias a partir del 1° de enero carece de significación económica real  (menos de seis millones de dólares anuales)  y podría ser compensada fácilmente con medidas  tales como  el apoyo a productores o el  mejoramiento  de costos.

 

Paraguay, la soja trasnacional

 

Las declamativas presiones paraguayas para la firma del acuerdo, no condicen con sus acciones. Paraguay no ha participado en ninguna de las reuniones realizadas por el bloque en el último semestre, pese a ser permanentemente invitada por la presidencia pro tempore del Mercosur.

 

Un documento de la Delegación de la Unión Europea en Paraguay  (2), señala una desaceleración en el 2012, debido al mal tiempo y al brote de fiebre aftosa, pero lo cierto es que entre los años 2009 y 2012, las ventas de Paraguay  han venido cayendo en forma recurrente por la crisis económica  europea,  pese a  acceder  su exportadores  a un  régimen especial de preferencias europeas  (SGP plus).

 

Pese a todas las majaderías expresadas en los últimos meses, Mercosur es el principal socio comercial de Paraguay, tanto en términos de exportaciones como importaciones. El comercio con el bloque representa el 45% del comercio total en el período 2010-2012. La UE es el segundo destino de las exportaciones paraguayas (13,9% del valor total en 2012). China es el país más importante en términos de las importaciones (40% del valor total en 2012).

 

El comercio con los países de la Alianza del Pacífico sigue siendo pequeño en comparación con el Mercosur. La balanza comercial es negativa para Paraguay (déficit de 976 millones de dólares en 2012).

 

Las exportaciones de Paraguay a la región consisten principalmente en tres productos: la energía, los aceites vegetales y cereales no transformados. La energía, que consiste en la retrocesión de las acciones nacionales elaboradas por Itaipú y Yacyretá, respectivamente, con Brasil y Argentina, es de lejos la parte más importante de las exportaciones (61% del valor total en 2012).

 

ueLas importaciones son principalmente aceites de petróleo, los fertilizantes y los productos manufacturados (maquinaria, vehículos). Brasil es de lejos el principal socio comercial de Paraguay en la región, tanto para las exportaciones como las importaciones, sólo seguido por Argentina. El comercio con Uruguay y Venezuela es aún débil.

 El intento de la Unión Europea de negociar un acuerdo comercial con Mercosur, parece el retorno de las carabelas y los espejitos de colores, esta vez con dos objetivos: buscar salida para la crisis europea, y ver si logran con Mercosur lo que hicieron con la Comunidad Andina de Naciones, desintegrar un bloque homogéneo e integrado.

Notas:

1.- Análisis del impacto de la eliminación de los beneficios del SGP de la Unión Europea, Ministerio de Finanzas, Unidad de Análisis – Asesoría de Política Comercia, Mayo de 2013 . http://www.mef.gub.uy/apc/publicaciones/ serie_estudios_apc/beneficios_sgp_ue.pdf

2.- Relaciones comerciales UE-Paraguay. Delegación de la UE en Paraguay. http://eeas.europa.eu/delegations/paraguay/eu_paraguay/trade_relation/ index_es.htm

* Periodista,  Magister en Integración, director del Observatorio en Comunicación y Democracia (ULAC), presidente de la Fundación para la Integración Latinoamericana.

2 comentarios

  • Soledad 14 enero 2014 Reply

    Mary: me parece bueno.

  • Tania Jamardo Faillace 14 enero 2014 Reply

    No hay mayor sorpresa relativamente a Colombia, patio de los fondos de EUA hace mucho tiempo, y confirmación de las peores expectativas relativamente a PerÚ. Ollanta en las elecciones anteriores se presentaba como un portavoz indígena, anti-García y anti-Fujimori, pero ahora muestra distintos colores en su plumaje.
    De momento, contamos, para defender los intereses de las poblaciones latino-americanas, con Ecuador, Bolivia y Venezuela.Brasil y Argentina están acechados de más cerca. Tal vez por el hecho de sus presidentes ser mujeres, la presión se hace más fuerte con el intento de isolarlas.Las dos mujeres no tienen poder sobre sus fuerzas armadas – distintamente de los otros tres presidentes. Eso se volvió claro, con la actitud de los tres ministros militares brasileños en la cerimonia simbólica de restitución del mandato presidencial al fallecido presidente João Goulart, cuando se rehusaron a aplaudir el acto oficial. Y, en Argentina, la cosa ha estallado con la promoción del general Milani.
    No conozco a Cristina, pero aun nos debe (al mundo) una explicación sobre el golpe en la cabeza que ha sufrido ella. Todavía conozco Dilma personalmente hace muchos años, en el proceso de democratización en el Sur de Brasil y en muchos movimientos sociales, inclusive femenistas. Dilma no se parece a Lula, y su historia es muy distinta. Lula ha sido un buen lider sindical, de mucha fibra, pero no es socialista ni anti-capitalista, es antes un trade-unionista.
    Pero lo que se sabe, relativamente al intento de una unión sudamericana independiente de los dueños del mundo, posición que Dilma ha ratificado hace unos dos días, es que las fuerzas de derecha en Brasil y Argentina están a mil.La burguesía brasileña no es nacionalista. Al revés, está asociada íntimamente al capital transnacional. Me figuro que lo mismo se pasa en Argentina. Sobretodo en el Sur, Porto Alegre, capital de Rio Grande do Sul, es impositivo y abierto el acecho de la Fundación Rockefeller para inmiscuirse en nuestros asuntos. Los catalanes también ensayan lo mismo un tanto más timidamente, con la Urbsnova o Urbsnueva.
    Ya ha sido cerrado el puerto de Porto Alegre, cerrándose los medios de aceso a la capital y de transporte de pasajeros y mercancías por el agua. Y la gente común tiene prohibido acercarse de ese local, que fué arrendado para un consorcio, anteriormente de catalanes (no nos olvidemos de Agbar en Bolivia, y de la ruta rodoviaria transamericana, de México a Canadá, contratada con los catalanes).
    Y en lo que se refiere a los movimientos de calle, son producidos y conducidos desde afuera. No hay presencia de trabajadores. Más, acá en Brasil, existe un nuevo fenómeno que es el alquiler de manifestantes. Hay intermediarios que se comprometen a inflar las manifestaciones sindicales o de cualquiera otro tipo mediante el pago diário de 20 a 40 reales. Y los estudiantes brasileños están bajo la influencia (fuerte en las universidades) del neoliberalismo anarquista. Conozco a mucha gente involucrada en los movimientos de junio, y hasta nos hemos pegado por Internet y discusiones, y no han escondido que las manifestaciones estaban organizadas desde abril a través de amigos norteamericanos de Facebook. Lo que significa NSA/CIA/Otpor.
    No creo que tengan sesos suficientes para comprender su manipulación. Son anti-socialistas y contra el Estado. Nada dicen contra el capitalismo. Se intitulan ninjas, piratas, anonymous, pos-modernos, cualquiera cosa.Creo que, en Argentina y otros paises del continente, se organizan esas pandillas de tontos, infiltradas de profesionales de la información y hasta marginales del Narcotráfico (los chicos usan marijuana abiertamente), con el objetivo de desestabilizar los países.
    Hay una organización en Brasil que sustenta varias casas colectivas de jóvenes (no sé con que dinero) y promueven festivales de música. La historia nos ha comprobado que los festivales populares de música han sido siempre un modo de difusión de drogas. Y las drogas no son derivativos, pero negocio muy serio y muy rentable financieramente y también politicamente.
    Después del mayo de 1968, que ha impedido que el trompazo en el dolar pretendido por Francia (De Gaulle) y Alemania, tuviera suceso – el narcotráfico se ha volvido un instrumento geopolítico por excelencia: subyuga las cabecitas jovens, destroye sus neuronios y sustenta gobiernos como el actual de Obama.Los musulmanes iranianos lo han comprendido muy bien.
    La moda homosexual también está acoplada a esa estrategia, así como la campaña internacional a favor del aborto. Son instrumentos del neomaltusianismo. Malthus pretendía la castidad para impedir el aumento de la población pobre (que disputaría alimentos con los ricos), la homosexualidad institucional, doctrinada en las escuelas, tiene el mismo objecto. Dilma ha vetado el año pasado un librito de enseñanza homosexual que Haddad (entonces ministro de la educación y hoy alcalde de San Pablo) quería divulgar en las escuelas públicas.
    Es el admirable Mundo Nuevo (Brave New World) en acción. La campaña para el aborto libre pretende garantizar la materia prima para la industria transnacional de cosméticos. Embriones, fetos, placentas y ombligos son usados industrialmente para cremas de rejuvenecimiento. Y hay contrabando de bebés para el comercio sexual, con el liderazgo de pandillas israelenses. El bebé es usado una única vez, porque se muere en el acto. Acá, em Porto Alegre, tuvimos ese intercambio de informaciones por parte de organizaciones femenistas auténticas, pero sin divulgación, porque el recelo es que la publicidad generalize ese comercio.
    Hay que fortalecer la alianza bolivariana, y hay que intentar acercarse y proteger las dos presidentes mujeres. Son mujeres que no han tenido entrenamiento militar formal (a pesar de la pasada militancia de la brasileña), y portanto, no tienen mayor tránsito entre las corporaciones.Ya hemos asistido a esa película. Ahora los procedimientos son más científicos, con el aporte de los think tanks universitarios. Y la comunicación es deficiente.
    Los medios de comunicación de Brasil son enteramente dirigidos desde afuera. No hay comunicación social independiente, como la teníamos durante la dictadura militar de los 60 y 70, que era una dictadura tradicional. El juego ahora tiene otras características. Y me temo que la gente no lo ha comprendido.

    Tania Jamardo Faillace – periodista y escritora, activista social y política hace más de 40 años.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.